Osteopatía


Osteopatía

OSTEOPATÍA

La osteopatía o medicina osteopática es una disciplina terapéutica desarrollada por el norteamericano Andrew Taylor Still en 1874, basada en la hipótesis de que muchas enfermedades son debidas a una pérdida de la integridad estructural. A través del conocimiento de la anatomía y fisiología y desde una visión holística del cuerpo humano, que considera a éste como una unidad donde todas las estructuras y órganos están relacionados, emplea un conjunto de técnicas manuales que alivian las dolencias y consiguen restaurar el equilibrio orgánico natural del cuerpo, reactivando sus mecanismos de autocuración.

Las diversas técnicas osteopáticas se basan en la normalización de los tejidos, tratando de restablecer las condiciones normales del aparato músculo-esquelético, visceral y alteraciones cráneo-sacras, debido al continuo desajuste al que se ven sometidos.

El tratamiento dependerá de una evaluación previa del paciente y del tipo de lesión que presente, tratando las disfunciones que se encuentren en la columna vertebral, articulaciones, sistema muscular, nervioso, vascular, visceral, craneal, etc.

Las técnicas terapéuticas a utilizar son:

–    Ajustes vertebrales
–    Técnicas de energía muscular
–    Técnicas funcionales
–    Técnicas de estiramiento
–    Movilizaciones
–    Etc.

TIPOS
Existen tres tipos de tratamiento, en función de la parte del cuerpo que tratemos, distinguiendo entre:
•    Osteopatía estructural: dirigida al sistema músculo esquelético (huesos, músculos y articulaciones) y la postura, centrándose en la columna vertebral y otras articulaciones, así como los posibles traumatismos que se presenten.
•    Osteopatía craneal: Se enfoca en los problemas craneales y su relación con el sistema nervioso central, para tratar las disfunciones que pueden producir patologías, como vértigos o migrañas, alteraciones posturales, compresión de diversas estructuras, etc. Las técnicas manuales que se emplean facilitan el correcto funcionamiento del cráneo, su micromovilidad, así como la relación craneosacra a través de las membranas meníngeas y la función del líquido cefalorraquídeo, restaurando el equilibrio natural.
•    Osteopatía visceral: Orientada a la curación de órganos vitales y vísceras, mejorando su función mediante técnicas manuales que actúan sobre los tejidos, las membranas fibrosas en relación, los propios órganos, las distintas vísceras, los diferentes planos de deslizamiento ellos, los vasos, etc., consiguiendo así un mejor riego sanguíneo y un mejor flujo de movilidad que van a influir considerablemente en la mejoría global del sistema visceral.
Para hacer un abordaje holístico del paciente, hay que combinar estos tres tipos entre sí.

INDICACIONES:
•    Osteo-articulares y músculo-esqueléticas: artrosis, artritis, dolor en las articulaciones, dolores musculares, contracturas, tendinitis, pérdida de la sensibilidad, dolor craneomandibular etc.
•    Problemas digestivos: estreñimiento, acidez, espasmos abdominales, úlceras, colon irritable, gases, hernia de hiato, gastritis, etc.
•    Problemas del aparato respiratorio: sinusitis, tos, asma, bronquitis, etc.
•    Génito-Urinarias: incontinencia, cistitis, trastornos menopáusicos (amenorrea o dismenorrea), etc.
•    Obstetricia: dolores en el embarazo.
•    Neuronales: dolores de cabeza, migrañas, vértigos.
•    Postquirúrgicos.
•    Pediatría: problemas de cólicos en lactantes, problemas de hiperactividad.
•    Lesiones deportivas: rotura fibrilar, esguinces, luxaciones.
•    Otros: trastorno del sueño, fatiga crónica, cansancio, ansiedad, estrés.

BENEFICIOS
1.    La Osteopatía analiza el origen de la dolencia para tratar la causa, y conseguir aumentar la capacidad natural de autocuración propia del organismo.
Con la Osteopatía no se pretende dar solución a todos los problemas, pero sí buscar la causa y aliviar las dolencias.
Es importante que el paciente tenga en cuenta que un osteópata profesional y titulado sabe perfectamente cuales son las lesiones y dolencias que es capaz de tratar, conoce bien sus limitaciones, evita intrusismos derivando a otros profesionales especialistas y no se extralimita en el ejercicio de su profesión.

Contact to us