Pilates Aéreo y Springboard


Pilates Aéreo y Springboard

PILATES AÉREO Y SPRINGBOARD

Si a la práctica del Pilates unimos los beneficios del trabajo en suspensión con posiciones imposibles de hacer en el suelo, estamos ante una de las variantes de esta disciplina que está en pleno auge.

El Pilates Aéreo descomprime las articulaciones, favorece el retorno venoso, mejora la postura y los problemas de espalda y tiene un importante efecto antiestrés.

Desde su creación, el método Pilates ha ido evolucionando e incorporando diferentes elementos, como las fit-ball, chi-ball, bandas elásticas, picas, bosu, etc., que son materiales que nos facilitan o dificultan la actividad en función de los objetivos que persigamos, haciendo que nuestra práctica sea más completa, y también más variada y divertida.

 

Pilates aéreo es un nuevo estilo de Pilates adaptado a la tela , una novedosa técnica y extraordinaria tendencia con la posibilidad de ir más allá en el trabajo convencional de los ejercicios de Pilates Clásico, Pilates suelo, Reformer, Cadillac, Silla y Barriles.

El “Pilates Aéreo” o es muy similar al Pilates máquina, en el que se practica esta disciplina utilizando varios aparatos movidos por la resistencia de muelles, pero con un movimiento más natural y funcional. Nos ayuda a tomar más conciencia del movimiento, equilibrio y conciencia postural. Para la ejecución utilizamos un columpio, formado por una hamaca y dos brazos con tres agarres o estribos cada uno, que nos permite trabajar en suspensión parcial o total. La hamaca o columpio queda colgado del techo a unas vigas por dos puntos, para poder llevar a cabo un gran número de movimientos utilizando dicho columpio como un trapecio.

Con nuestro particular método que aúna el trabajo en máquina Springboard y columpio de Pilates Aéreo en una misma sesión, desarrollamos una dinámica de ejecución de ejercicios y posturas de lo más completa, además de amena y divertida.

En ON FISIOTERAPIA trasladamos directamente las posturas clásicas de Pilates a la tela del columpio, con muchas más posibilidades de trabajo, ya que con nuestra ejecución desarrollamos los ejercicios en dos alturas de trabajo:

 Nivel 1. Suelo: ejercicios en el suelo usando el columpio

 Nivel 2. Aéreo – Antigravedad: ejercicio siempre en contacto con el columpio.

Con nuestro método, la combinación de las posturas de Pilates con el columpio, hace que el trabajo sea totalmente diferente y enriquecedor a cualquier técnica.

El uso del columpio va más allá del uso de un nuevo material, pues implica una nueva forma de practicar y disfrutar del Pilates y nos abre un mundo de posibilidades para trabajar y unificar cuerpo y mente.

Además del factor lúdico, de la variación respecto a los ejercicios que se hacen en suelo, de la sensación de volar y suspenderse en el aire, los columpios ofrecen importantes beneficios, como es el trabajo en suspensión. Este trabajo en suspensión, además de tonificar todo el cuerpo, nos permite hacer posiciones imposibles en suelo. Es necesaria una mayor activación del centro y de la cintura escapular para mantener una posición estable, lo que mejora la postura y previene problemas de espalda. Trabajamos fuerza y elasticidad de forma más intensa y efectiva.

A su vez, los ejercicios o posturas invertidas, que se van introduciendo al alumno progresivamente, nos permiten descomprimir las articulaciones, aligerar la presión, favorecer el retorno venoso y mejorar la circulación, gracias al efecto drenante que tienen ciertas posturas con las piernas elevadas. Asimismo, nos permite estirar la espalda sin esfuerzo, tiene un importante efecto antiestrés y favorece la relajación. Mejora el tono vital y el humor por la sensación que produce hacer ejercicio en suspensión y lo divertida que resulta la actividad.

Cómo son las sesiones

Las sesiones duran una hora y constan de tres partes: calentamiento, parte principal con los diferentes ejercicios y relajación final. En la parte principal se trabajan diferentes grupos musculares.

En una sesión estándar se hace una mezcla de ejercicios en la máquina Springboard, con los diferentes aparatos como aros, bosu, pelota, etc…, y se trabaja con el columpio. En la parte final se realiza una relajación en suspensión, muy agradable, de 5 minutos sobre la hamaca.

Teniendo en cuenta que cada persona y cada cuerpo es diferente, los ejercicios se adaptan a las necesidades de cada uno, por lo que es un método dirigido a todo el mundo, tanto para los que no practican deporte como para los que lo hacen con intensidad, así como para personas con estrés, cansadas y poco flexibles. La profesora imparte la clase al grupo y dedica las correcciones personalizadas oportunas a cada practicante, dando variantes si fuese necesario para evitar lesiones o para trabajar las patologías particulares. No existen limitaciones de edad ni físicas. En definitiva, es una técnica de la que todos nos podemos beneficiar y disfrutar.

¿Cuáles son los BENEFICIOS del Método Pilates Aéreo?

El método Pilates Aéreo logra cambiar tu cuerpo y tu mente y tu forma de relacionarte con el entorno. Para conseguirlo, se basa en un profundo control del cuerpo y la mente con el fin de activar el sistema sanguíneo y el linfático, estirando cada músculo y tendón para lubrificar el cuerpo.

Todo se realiza bajo un estricto control del sistema cerebral. De este modo, se consigue esculpir el cuerpo, trabajando simultáneamente la parte física, mente y emocional.

La clave de Pilates Aéreo es ejercitar el cuerpo desde el centro a las extremidades, adoptando prácticamente todas las posturas posibles, algunas increíbles. Para maximizar sus beneficios, el paciente o practicante debe ir superando poco a poco distintas fases y ejercicios, siendo el control de la respiración indispensable para activar cada músculo con un propósito específico.

Con el columpio de Pilates Aéreo se trabaja minuciosamente cada engranaje del cuerpo para devolverle su funcionalidad y sacarle el máximo rendimiento obteniendo resultados espectaculares. Además, para los adeptos al método, “hacer Pilates” es una experiencia muy placentera, ya que los movimientos son lentos y suaves y exigen mucha concentración y equilibrio, lo que consigue tanto relajar y liberar las tensiones del cuerpo como el estrés o preocupaciones la mente, y tranquilizar las emociones.

Algunos de los principales beneficios de Pilates Aéreo son:
•    Se adquiere un buen tono muscular, fortaleciendo y tonificando el cuerpo sin aumentar el volumen, consiguiendo estilizar la figura y logra el tan deseado “vientre plano”.
•    Aumenta la flexibilidad, la agilidad, el sentido de equilibrio y mejora la coordinación de movimientos.
•    Mejora la alineación postural y corrige los hábitos posturales incorrectos.
•    Permite prevenir y rehabilitar lesiones del sistema músculo-esquelético, el fortalecimiento de la columna y la alineación corporal adecuada.
•    Mediante la respiración y la concentración se logra un estado de relajación global, permitiendo con ello eliminar el estrés y las tensiones musculares y rigideces.
•    Mediante la integración cuerpo-mente consigue aumentar la autoestima y el conocimiento del propio cuerpo, obteniendo con ello un bienestar no sólo físico sino integral, y logrando cambiar la forma en que te relacionas con tu cuerpo y afrontas la vida.
•    Aporta gran vitalidad y fuerza, permitiendo minimizar el esfuerzo para realizar las tareas cotidianas más pesadas o cualquier otro tipo de deporte.

¿Quién puede practicarlo?

El Método Pilates Aéreo está indicado para todo el mundo, tanto para aquellos que se introducen por primera vez en la actividad física, como para los que buscan el perfeccionamiento del movimiento (como los deportistas de alto nivel o artistas escénicos) ya sean jóvenes, mayores, personas que realizan algún otro deporte o las que llevan una vida más sedentaria.

Es muy recomendable para personas que se encuentran en proceso de rehabilitación o que han sufrido una lesión (Pilates está completamente integrado en los programas de rehabilitación en EEUU y UK de tal modo que muchos fisioterapeutas aplican ésta técnica, en combinación con otras, para tratar a sus pacientes), así como para todos aquellos que padezcan problemas de espalda y busquen una actividad preventiva.

No obstante, para que la práctica de este método sea válida y efectiva es indispensable que se realice bajo la supervisión de un profesional cualificado en esta técnica, ya que esta es la única forma de garantizar que los ejercicios se realicen de modo correcto, evitando lesiones innecesarias y obtener resultados óptimos.

Para poder beneficiarse de los efectos del método se recomienda realizar como mínimo dos sesiones por semana, cada sesión dura aproximadamente 50-55 min, más 5-10 de relajación en el columpio.

RAZONES PARA PRACTICAR EL MÉTODO ANTIGRAVEDAD PILATES AÉREO EN ON FISIOTERAPIA

  1. Al ser grupos muy reducidos de 4 personas, es casi una clase particular donde el monitor supervisa el ejercicio de forma casi individual, pudiendo incluso llegar a adaptarlo al nivel del alumno.
  2. El trabajo en suspensión supone que, solo con mantener la postura casi sin pensarlo, ya estás contrayendo a tope la faja abdominal y, después, ¡ponte a hacer los ejercicios!.
  3. Para mejorar la postura: ya sabrás que el Pilates te ayuda a estar erguido-a, pero en suspensión, además, se trabaja la musculatura estabilizadora, lo que previene problemas de espalda, aumenta la coordinación, el equilibrio y la propiocepción.
  4. Porque te diviertes casi como si fueras otra vez un niñ@, además, la sensación de ingravidez relaja.
  5. Porque se puede combinar con ejercicios de tonificación de brazos y piernas, sólo en el columpio o combinando con bandas elásticas, aro, pelotas, pesas, bosu, etc…
  6. Porque cuando realizas posturas invertidas se produce un efecto drenante, que ayuda, por ejemplo, a luchar contra la celulitis. y la retención de líquidos, así como mejorar la circulación en general y el retorno venoso.
  7. Porque los estiramientos son más profundos y, poco a poco, ganas elasticidad.
  8. Porque te “llegará la sangre a la cabeza”: las posturas invertidas mejoran el sistema circulatorio.
  9. Porque te vas superando poco a poco… Recuerda que, gracias a los columpios, no tienes que soportar tu propio peso, por lo que realizarás posturas imposibles que no harías en el suelo.
  10. Porque al finalizar de la clase viene lo mejor, el momento feliz de la relajación en tu hamaca.

 

Practica en nuestro centro y… ¡¡¡te sorprenderás!!!!

Contact to us