UNIDAD DE LA MUJER

on fisioterapia

UNIDAD DEL SUELO PÉLVICO Y FISIOTERAPIA UROGINECOLÓGICA

El suelo pélvico es un conjunto de músculos, ligamentos y fascias que cierra la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina y recto) en la posición y tono adecuado para su normal funcionamiento.

Un debilitamiento del suelo pélvico provoca diversos trastornos, tales como: la incontinencia urinaria (de urgencia, de esfuerzo o mixta), prolapsos viscerales (la caída de los órganos intrabdominales), dolor pélvico y diversas disfunciones sexuales.

¿Qué puede causar la debilidad de esta musculatura?

Diversos motivos:

Predisposición personal u otras situaciones que aumentan la presión intra-abdominal, tales como la obesidad, algunos deportes de impacto, levantamiento de pesas, menopausia, etc.

Embarazos: en este período se produce un debilitamiento de dichos tejidos causados por el incremento de peso, la hiperlaxitud generada por los cambios hormonales y su distensión por el paso del bebé en el momento del parto

Post-parto: es un momento crítico, ya que un proceso de recuperación inadecuado o acelerado pueden derivar en serios problemas de suelo pélvico.

En ON Fisioterapia tratamos a la mujer de forma global, abordando abdomen, espalda, pelvis y suelo pélvico como un todo. El objetivo de esta terapia es tanto tratar las causas o consecuencias del debilitamiento de dicha zona, como de prevención para impedir que su disfunción disminuya nuestra calidad de vida.

Nuestros tratamientos están orientados a:

Prevenir la alteración de la estática pélvica:

Corregir la postura, puesto que está muy influida por abdomen y suelo pélvico.
Eliminar la sensación de pesadez (vulvar y piernas).
Evitar prolapso (caída visceral) de grado avanzado.

Obstetricia y Ginecología:

Preparación al parto:

. Preparación de suelo pélvico para afrontar el estiramiento máximo del momento del parto con trabajo de flexibilización de la musculatura perineal (masaje perineal, estiramientos perineales) Prevención de las lesiones perineales de origen obstétrico y prevención de la episiotomía.

. Preparación física general de la embarazada en función de sus características individuales.

. Aprendizaje del pujo fisiológico (en espiración) menos lesivo para el bebé y para la madre.

. Aprendizaje de las distintas posturas facilitadoras del proceso de dilatación y del descenso del bebé por la pelvis hasta el nacimiento (biomecánica obstétrica).

. Tratamiento de las patologías dolorosas del embarazo: lumbalgia, ciática, dolor en las articulaciones de la pelvis, dolor de espalda…

Recuperación post-parto:

Recuperación de la cincha abdominal, enseñándote a trabajar la musculatura más profunda, abdominal y perineal. Además, con la tecnología avanzada de Indiba, conseguimos oxigenar el tejido, vascularizarlo y disminuir las fibrosidades de las cicatrices (cesárea, episiotomía), evitando así las adherencias que provocan.

Tratamiento de las secuelas del parto, tanto vaginal como por cesárea: caicatriz de episiotomía, cicatriz de cesárea, diástasis abdominal, flacidez abdominal, sobrepeso, estrías.

Prolapso:

Se trata del descenso de los órganos de la cavidad pélvica (vejiga, útero y recto), debido a diversas causas: partos, estreñimiento crónico, la edad (menopausia), componentes genéticos, deportes de impacto (saltos, abdominales, correr, etc.), donde los sistemas de suspensión y sostén (ligamentos, músculos y fascias) de las vísceras pélvicas van cediendo en mayor o menor medida, desencadenando la aparición del prolapso o caída visceral. Los prolapsos genitales puede ser:

Histerocele: caída del útero
Cistocele: caída de la vejiga
Rectocele: caída del recto

Las pacientes diagnosticadas de prolapso genital deben ser informadas y tratadas independientemente del grado del mismo y de si existen o no síntomas asociados (incontinencia, sensación de pesadez, etc). Los tratamientos de Fisioterapia están indicados en los estadios iniciales, ya que son altamente eficaces y pueden prevenir o mejorar el prolapso en diferentes grados. En los grados más avanzados el tratamiento es preventivo para evitar que degenere a más.

Recuperación post-operatoria: Cicatrices perineales. Episiotomía. Cirugía.

El tratamiento precoz de las molestias o disfunciones provocadas por la episiotomía que generalmente suelen ser dolor durante las relaciones sexuales, dolor al sentarse, incontinencia urinaria, etc., hace que éstos desaparezcan rápidamente. Se utilizan técnicas sencillas como el masaje perineal, estiramientos y la diatermia intravaginal (Indiba).

on fisioterapia

Mejorar o solucionar la incontinencia urinaria (IU) y problemas urológicos:

. De Urgencia (IUU): sensación inminente de ir al baño que con con pérdida de orina provocada por una urgencia o imperiosidad donde la persona no es capaz de controlar la micción

. De Esfuerzo (IUE): pérdida de orina al realizar un esfuerzo como tos, estornudo, risa fuerte espontánea, saltar, coger un peso,…)

. IU mixta (IUM): hay síntomas de esfuerzo y de urgencia al mismo tiempo. Es importante diferenciar desde un principio el tipo de incontinencia que padece, ya que el tratamiento varía en función del diagnóstico.

. Polaquiuria: frecuencia miccional aumentada.

. Residuo post-miccional: gota en ropa interior.

. Dificultad de vaciado de la vejiga: Es la dificultad para orinar por falta de contracción de la musculatura de la vejiga para expulsar la orina. Es importante que el médico especialista diagnostique si la patología es por ausencia o por hipotonía en la contracción de la musculatura vesical. Con las distintas técnicas de fisioterapia podemos ayudar en la reeducación vesical, siempre completando al tratamiento médico preestablecido.

. Síndrome de micción no coordinada: Es la imposibilidad de vaciar totalmente la orina almacenada en la vejiga por una falta de coordinación entre los músculos de la vejiga, del esfínter uretral y la musculatura del suelo pélvico. El diagnóstico debe ser realizado por el urólogo, y se debe coordinar el tratamiento inicial con las técnicas de Fisioterapia basadas en el reentrenamiento miccional que persiguen la coordinación y control durante la micción. Asimismo, compaginar con el tratamiento psicológico, ya que en numerosas ocasiones la raíz del problema se encuentra en este terreno que es necesario abordar.

. Cirugía urológica: Las técnicas de Fisioterapia son una herramienta fundamental en la preparación de cualquier cirugía pélvica o abdominal, ya que optimiza los resultados de la misma y acorta el tiempo de recuperación de dichas estructuras.

on fisioterapia

Mejorar o eliminar las disfunciones sexuales:

Vaginismo: Se produce cuando los músculos de la parte más externa de la vagina se contraen involuntariamente impidiendo, dificultando o haciendo dolorosa la penetración durante la relación sexual. Es importante que sea el médico especialista quien diagnostique esta patología, y trabajar en coordinación con el fisioterapeuta y complementando con psicoterapia.

Dispareunia: Dolor en las relaciones sexuales que pueden producirse después de un parto, por patología congestiva, o durante la menopausia.

Anorgasmia: Se trata de la ausencia de orgasmo por alteración en diversos mecanismos: vasculares, musculares o nerviosos, que suelen ser habituales después de un parto, en la menopausia, por disfunciones musculares del suelo pélvico, después de una cirugía uroginecológica o de tratamientos de quimioterapia o radioterapia.

Sexualidad en la menopausia: Los cambios hormonales (pérdida de estrógenos) que se producen en la menopausia afectan al estado de los tejidos perineales y órganos genitales externos que participan en la función sexual. Como consecuencia, se produce sequedad vaginal, falta de lubricación durante el acto sexual, falta de tono muscular en el suelo pélvico, flacidez perineal, o descenso de los órganos pélvicos (útero, vejiga, recto), situaciones todas que pueden alterar la función sexual produciendo dolor durante las relación sexual, anorgasmia, etc.

on fisioterapia

Mejorar o solucionar problemas coloproctológicos:

Estreñimiento: patología muy común y extendida en la población debida al ritmo de vida actual, cuyos síntomas generan dolor, dificultad al defecar, molestias abdominales, gases, etc. Cuando el estreñimiento se hace crónico es uno de los factores de riesgo más importantes que pueden desembocar en incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE), hemorroides, fisura anal, infecciones urinarias de repetición, prolapso de órganos, etc. Con las técnicas de Fisioterapia podemos ayudarte a reeducar la función evacuatoria del recto y sus estructuras musculares, y conseguir así una correcta evacuación de las heces sin provocar un descenso visceral o perineal. Dichas técnicas que mejoran el tránsito intestinal pueden ser: Drenaje linfático manual, biofeedback para la reeducación de la sensibilidad retal y reflejos del recto, balones rectales, Gimnasia Abdominal Hipopresiva, etc., así como cambiar ciertos hábitos de vida que influyen negativamente en nuestra salud intestinal y rectal.

Incontinencia anal/fecal: debido a una insuficiencia de la musculatura de los esfínteres del recto, se produce una pérdida involuntaria de materia sólida, líquida o gases. Es preciso un diagnóstico médico que especifique la causa de la incontinencia antes de establecer el tratamiento fisioterápico, que se basará en distintas técnicas instrumentales como la electroterapia o el biofeedback, así como ejercicios abdominales y perineales.

Anismo/Disfunción recto-esfinteriana: El anismo se produce por la imposibilidad de relajar el esfínter anal, por lo que las heces no se evacúan por completo debido a un exceso de tono de esta musculatura. Es una descoordinación entre el recto y el esfínter externo durante la defecación, que acaba produciendo estreñimiento crónico. Con la Fisioterapia reeducamos la defecación y la normalización de toda la musculatura responsable de la evacuación, a través de técnicas como el Biofeedback y la propiocepción, así como el cambio de hábitos alimenticios y una ingesta de líquidos adecuada.

Fisura anal: Consiste en una úlcera situada en la parte final del canal anal. Es de aparición frecuente y ocasiona grandes molestias de dolor intenso pese a su pequeño tamaño. La causa más común de aparición es el estreñimiento crónico, ya que el paso de las heces endurecidas a través del recto arrastra la mucosa rectal, produciendo pequeños traumatismos que pueden influir en la aparición de la fisura. El dolor producido desencadena una contracción refleja de la musculatura anal, lo que impide una correcta cicatrización de la úlcera y perpetuación de la patología. Las técnicas de Fisioterapia están indicadas para eliminar esta hipertonía o contractura muscular anal mediante la diatermia de alta frecuencia o Indiba, además de la reeducación de las maniobras de evacuación y los estiramientos de la musculatura afectada, hasta conseguir la normalización de la zona mediante la cicatrización de la fisura, la relajación del anillo muscular y la realización de una correcta maniobra evacuatoria, siempre complementando el tratamiento con los fármacos que paute el médico especialista

Hemorroides: Consiste en que las estructuras almohadilladas que están presentes al final del tramo del canal anal, principalmente constituidas por tejido vascular, debutan con sintomatología como sangrado, dolor o se salen al exterior. Los tipos de hemorroide van en función de qué tipo de plexo vascular se altere, pudiendo ser internas, externas o mixtas. Están muy asociadas al estreñimiento crónico, debido a la realización de un esfuerzo defecatorio constante; aunque también se pueden producir por diarreas continuas, dieta con alimentación picante o alcohol, embarazo o factores hereditarios. La Fisioterapia está indicada en los casos derivados de un estreñimiento crónico, y está encaminado en el tratamiento pre y post cirugía, ayudando a mejorar el tránsito así como la sintomatología de esta patología.

Recuperación de cirugía digestiva/proctológica: Con la fisioterapia se realiza un tratamiento para mejorar la elasticidad de los tejidos cicatriciales, ayudar a una correcta cicatrización tanto interna como externa de la estructura, favorecer la movilidad y acortar el período de recuperación, evitando así que no se vea restringida ninguna de sus funciones. Cualquier cicatriz muscular o esfinteriana en las estructuras responsables de la defecación puede ser causa de dolor defecatorio o incluso de incontinencia de heces o gases.

“Las mujeres serán olvidadas si se olvidan de pensar en sí mismas”

– L. Otto

SOLICITA TU CITA

Ponte en contacto con nosotros y solicítanos tu cita, estaremos encantados de atenderte.

TESTIMONIOS

Muchas gracias a las chicas de On Fisioterapia por el trato profesional y humano recibido. Me han atendido varias fisios, desde Inma, Blanca o Carmen, que consiguen hacer ajustes vertebrales que no me dejaría en ningún otro sitio. María y Susana hacen muy bien los masajes, te dejan nueva, y dan unas clases de Pilates buenísimas. Entre todas han conseguido fortalecer el “core”, mejorar mi postura y mi tono muscular, y he conseguido desprenderme del dolor crónico que tenía por lumbalgia. La radiofrecuencia Indiba que me han puesto también me ha sentado fenomenal. Actualmente mantengo 2 sesiones de Pilates individual a la semana y fisio cada 15 ó 20 días. . Mi vida ha cambiado desde que acudo al centro. ¡Gracias, gracias, gracias!

ANA

41 AÑOS

Acudí al centro recomendado por un amigo debido a una lesión de hombro en el manguito rotador. Después de haber seguido el tratamiento en un centro concertado con mi seguro, dónde prácticamente sólo me ponían aparatos, el dolor y la molestia continuaban, impidiendo que realizara mi vida cotidiana y mi deporte habitual. En sólo una sesión con Carmen noté la diferencia, y la mejoría fue espectacular. Es otro abordaje de la Fisioterapia, con dedicación de 1 hora a una persona y terapia manual continua. Siguió tratándome Blanca y en 3 meses volví a jugar al golf de forma continua. Estoy totalmente recuperado gracias a las técnicas de Fisioterapia, Osteopatía, Miofascial, Indiba y a estas chicas de On que son unas maravillosas profesionales. No puedo hacer otra cosa que recomendar el centro.

JAVIER

52 AÑOS

Sufría dolores constantes de cuello, además del dolor pélvico y limitación al movimiento desde que tuve a mi hijo. Nunca le di importancia a la cicatriz hasta que empecé a ir a la clínica de Carmen y me explicó que tenía adherencias que producían tracción de toda la fascia anterior llegando incluso a las cervicales. No podía creer lo que me estaba contando. Me trató la cicatriz con Indiba, ventosas y terapia manual miofascial. Hicimos 5 sesiones. Como por arte de magia mi dolor de cuello ya había mejorado enormemente si aún habérmelo tocado. Desde entonces tengo fe ciega en lo que hagan en On Fisioterapia, hay un equipo de Fisioterapeutas increíble. ¡Recomiendo el centro sin dudarlo!

PATRICIA

38 AÑOS

Contacta con nosotros

¿Alguna duda? Pregúntanos todo lo que necesites, estamos aquí para ayudarte.

Dirección

C/ del Camino del Cura, 10,

C.C.El Encinar

28109 Alcobendas

Teléfono

(+34) 91-625.70.94
(+34) 646 784 255

(puedes enviar whatsapp)

Email 

info@onfisioterapia.com

ACCESOS POR CARRETERA:

– N-1. km 12, salida El Encinar de los Reyes
– Desde La Moraleja o El Soto, por la calle Estafeta (Gasolinera)
o Camino Viejo

AUTOBUSES:

– Bus 155B (Plaza Castilla-El Encinar de los Reyes)
– Parada “Cruce de la Moraleja”: 151, 152B, 153, 153B,
155, 157, 161.
– L3. Arroyo de la Vega-El Encinar de los Reyes
– Línea Nocturna: N15

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies